CAPÍTULO XII

MAGNA DIES.

En los medios escatologistas bajo medievales, se creía que se podía saber “la ffin del mundo por quanto nuestro Señor Dios, quando crio el mundo, luego le puso cierto termino quando havia de durar según el movimiento de las esferas del cielo, e no puede passar del dicho termino(Libro del conocimiento del fin del mundo)[1].

A causa de antiguas dataciones tipológicas de la historia del mundo, en las proximidades del año 1500 (7000 de la Edad del Mundo) reaparece una inquietante espera del appropinquante mundi termino.

posiciones

Las conjunciones -habida cuenta la importancia emblemática del año 1500- se revelan como un “acta sideral” alegorística de una situación histórica determinada o, lo que es lo mismo, de una realidad minuciosamente virtualizada.

cuadrante

La época de las grandes y numerosas profecías (de diversa índole y diferentes cronologías) duró desde el s. XII hasta la Reforma luterana, abarcando el cuarto cuadrante de la Era de Cristo.

Pronósticos y extraños cálculos se habían sucedido en la década anterior a 1500. Por cuanto antecesores milenaristas, abocados al adviento en el año 1000, habían caído en error acerca de la llegada del juicio, pensadores e iluminados contemporáneos esperaban que – por fin- la consumación ocurriera en el año 1500. El historiador de arte Charles Cluter sintetizó el ambiente aprensivo de la época: “Fue un tiempo de pestilencia y turbulencia, de malestar económico, social y religioso; una época que creía en el milenarismo, el anticristo, las visiones apocalípticas, en la brujería, la alquimia y la astrología. Fue también un período de pesimismo extremo, el resultado natural de la creencia en los demonios promovida por la misma Iglesia” (Cutler, 1957). A este pesar y expectativa apocalíptica contribuyeron variedad y cantidad de agoreros.

En agosto de 1490, Savonarola, que comenzó sus sermones desde el púlpito de San Marco con la interpretación del Apocalipsis obtuvo un éxito total entre los florentinos. No hay que olvidar la idea del milenarismo (muy popular en Italia desde los tiempos de Joaquín de Fiore). Denunció contundentemente al Papa Borgia, a Lorenzo de Medici; también la vida obscena de los florentinos. En 1472 había escrito De ruina Mundi, y en 1475 De ruina Ecclesiae, donde comparó a la Roma del Papa, con la antigua y corrupta Babilonia. La gente esperaba la llegada rápida del fin del mundo y las prédicas vehementes del fraile dominico simplemente reforzaban aquel temor del siempre aplazado Dies Irae, estando ya en las proximidades del año 1500.

En esos tiempos, los de los malos presagios que acompañaron el cambio de siglo, tocó vivir a Durero (1471-1528). Por aquellos días, sus contemporáneos solían detectar síntomas de un inminente fin del mundo por doquier y Durero -de sensibilidad muy diferente a la de El Bosco- no quedó al margen de esta fiebre preapocalíptica, como demuestra la extraordinaria serie de grabados realizada en 1498, Apocalipsis. También en muchos otros de sus grabados reflejó lo que consideraba síntomas de que el fin de los días  estaba a punto de llegar.

La visión amarga  y esesperada  del  mundo era característica  esencial  del profetismo escatológico.

La concepción propia del mundo presente que Bosch tiene y transmite (crepuscular, vespertino) está meridianamente clara en obras como Las tentaciones de San Antonio de Lisboa y también en otros retablos como JFV, JF de Brujas y CH, en los que se parodia amargamente el crítico panorama humano ante la Venida inminente del Salvador (En el Jardín las referencias de este tipo están en la Parte del Infierno, donde efectivamente hay múltiples alusiones al prendimiento de Jesús).

En TSA, siguiendo al pie de la letra los hechos del Viernes Santo, esta podría ser la apreciación del ambiente contemporáneo “en clave metafórica

viernes santo 1

Los hechos del Viernes Santo, metáfora de los últimos tiempos…

En un borrascoso escenario crepuscular, 1.- el discípulo traidor, Judas, delata a Jesús para que sea apresado; lo entrega por unas monedas (simonía). Por su parte, 2.- el apóstol Pedro, arrojando al suelo las Sagradas Escrituras y el venerable manto de su dignidad, espada en alto, arremete contra el grullo Malco, lo que le reprenderá el paciente Maestro. En estas, la turba se mofa y empuja a la Víctima camino del suplicio. Y, mientras tanto, 3.- el resto de los apóstoles se ocultan cobardemente[2].

El enclave de la Caverna compendia la concepción ideológica sobre el período final de la Historia (realmente el otoño de la Edad Media, o mejor, la Baja Edad Media como otoño de la Era de Cristo). Genéricamente ilustra el estado de las cosas: la crisis de la Humanidad descarriada y atenazada por las circunstancias históricas; desasistida moral y espiritualmente debido a la pasividad melancólica de las cúpulas dirigentes de los reinos de la tierra, y de la Iglesia, ciegas ante la inmediatez del ocaso. El adventista Juan advierte de las consecuencias, apelando a vuestra atención,… acaso clamando en el desierto.Dibujo GNOMON  J B

Y en el Jardín, La Caverna, observada cual referencia histórica, aparece como reflejo de la contemporaneidad en la etapa vespertina y, por tanto, al límite del fin y del Juicio universal. La compostura concupiscente y activa del Bautista subraya esta actualidad, demandando la atenta mirada del espectador, reclamando  atención hacia  la Mujer escatológica.

El Jardín sicut erat in dievus Noe, habría sido proyectado y elaborado a tenor de un pronóstico calculado del cercano e inexorable del fin del mundo. A partir de una original e insólita profecía, expresada técnicamente -por cierto- de un modo sui generis, como es: pintada en un cuadro. Las expectativas y temores del Adventus domini debieron de tener gran influencia sobre las inquietudes y actitudes religiosas, sociales y existenciales del pintor brabantino, y su entorno, y esto tal vez explica su radicalismo moral e ideológico, y el mal tipificado “pesimismo” que ignora las motivaciones profundas de su audaz imaginario. El tríptico de El Jardín debe de expresar rigurosa y extensamente los criterios antropológicos y las directrices “piadosas” de los cofrades de Nuestra Señora de `s-Hertogenbosch de aquellos días.

    la edad        

MD 1500

 

 

En el cuadrante melancólico u occidental de la Edad del mundo ya se consume el Séptimo Milenio. Dispuesto el fin de los tiempos, sobre el orbe se cierne la fecha clave de la Historia…

manecillas

      Día            16                               Mes           8

                                                       Hora        24           Semana         32*

                                                             Año del Señor           1500

                                                                                                                           .

   ——————-
* Tercera semana de agosto en el 1500

fin

Última edición  por Luis Sánchez Pena de  DE MECHANICA MVNDI ®  el 15 de agosto de 2013 

autodidacta


[1]Guadalajara Medina

[2]Véase grisalla izquierda del reverso de TSA

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s